UNA SESIÓN DIFERENTE


El pasado jueves, 11 de enero, disfrutamos de una sesión “toastmaster” diferente a las habituales, dirigida por Encarni y titulada “Speak to me”. ¿Por qué este cambio en la agenda establecida de las sesiones de nuestro club? La culpa la tuvo el campeonato europeo TM de discursos humorísticos y discursos improvisados que se celebró en Milán a finales del año pasado, al cual asistió Encarni. Ella no participó en los concursos, pero sí asistió a varios de los talleres que se organizaron como actividades complementarias, algo habitual en este tipo de acontecimientos. Tan entusiasmada salió de la experiencia vivida en tierras italianas, que nos propuso hacer una sesión diferente en nuestro club de Málaga, en la que nos contaría y realizaríamos algunas de las actividades en las que participó.

Nos pareció una idea excelente, así que llegamos al día 11 con ganas y curiosidad por experimentar nuevas ideas. Y tengo que decir que fue todo un éxito. Encarni se preparó muy bien la sesión, nos transmitió magistralmente las enseñanzas que había aprendido e hizo que todos participásemos en ejercicios, juegos o como queramos llamarlo, donde disfrutamos de lo lindo.

Todo ello manteniendo una cierta estructura de sesión “toastmasters”, con espacio para la sección de discursos improvisados y la correspondiente a los evaluadores. Por supuesto, como suele ser habitual, tuvo que hacer frente a los típicos imprevistos (bajas de última hora, retrasos (entono el “mea culpa” por llegar 5 minutos tarde), más asistencia de la habitual, etc) que pusieron a prueba sus dotes de liderazgo, algo fundamental en un “toastmaster”.

La sesión comenzó espectacularmente, con una actividad de risoterapia que puso a todo el mundo a tono y nos llenó de energía y alegría. El ejercicio físico fue acompañado con una breve exposición teórica de los beneficios de la risa para cualquier persona: disminuye la tensión previa al discurso, quemamos calorías, beneficia al sistema inmunológico…. ¡Fantástico reírse! No se nos olvidará.

Sucesivamente Encarni fue desarrollando diversas actividades bajo el mismo esquema: una parte de acción en la que todos participábamos, acompañada de una parte teórica, concisa y directa, donde se mostraba el beneficio de esa actividad para un orador. Por ejemplo, el juego de señalar la palabra equivocada, que estimula nuestra creatividad. O “cantar con el cuerpo”, que estimula nuestro lenguaje no verbal y nos ayuda a meternos en el papel cuando tenemos que dar un discurso.

Entre actividad y actividad se realizaron los discursos improvisados, planteados muy acertadamente por Toñy. Por ejemplo, a mi, que por animar a los muchos nuevos invitados a participar, salí en primer lugar, me hizo ponerme en la piel de un padre de familia a quien su futuro yerno se dirige para pedirle la mano de su hija. Además de otras socias y socios, un nuevo invitado, Raúl, se atrevió a participar en esta sección.

En cuanto a la asistencia tengo que decir que fue un éxito; el aforo de la sala Guadalhorce del centro cultural La Noria estaba lleno, con once personas invitadas, la mayoría de ellas asistentes a una sesión TM por primera vez.

La sesión se cerró con la valiosísima sección de evaluaciones, donde Magdalena (gramática), David (ripios y muletillas), Daniel (lenguaje corporal), Marian (controladora del tiempo) y un servidor (evaluador general), nos dieron su personal opinión sobre nuestras actuaciones en el estrado, lo cual nos ayuda a ser conscientes de nuestras virtudes y carencias, ofreciéndonos la posibilidad de encontrar vías de mejora.

Excelente sesión, en la cual hemos disfrutado y aprendido interesantes enseñanzas, ¡gracias Encarni!

Autor: Agustín Olías, CC, CL, Secretario Toastmasters Málaga