TOASTMASTERS MÁLAGA EN EL NETWORKING IMFE (21 ABRIL 2016)

Toastmasters Málaga en Networking IMFEDentro del capítulo de promoción de nuestro club Toastmasters Málaga, el pasado 21 de abril participamos en un encuentro de empresarios organizado por el IMFE (Instituto Municipal Formación y Empleo Málaga), encuadrado en su programa NETWORKING. Dicho encuentro se realizó en las instalaciones de ESESA en la antigua Tabacalera, en la misma sala donde Toastmasters Málaga ha realizado alguna de sus reuniones.

El encuentro consistía, además de los discursos institucionales y una breve descripción de cómo usar el networking, en la presentación de las empresas asistentes. La cuestión era que solamente disponíamos de tres minutos para hacer dicha presentación. ¡Recordé con sumo placer los discursos improvisados que organizamos en Toastmasters! Lo mejor para mi, que era quien iba a presentar Toastmasters, es que no era un discurso improvisado, sino que ya lo llevaba preparado.

No había un orden establecido sino que, aleatoriamente, un logo aparecía en la pantalla y empezaba a correr el tiempo que tenía el representante de la empresa u organización propietaria de ese logo para hacer su presentación. Esto creaba un poco más de tensión, pero era divertido.

Como suele suceder en estos casos, vimos de todo: desde participantes a los que les sobraban dos minutos, hasta los que tenían mucho más que decir y no supieron concretar lo más importante en esos tres minutos, teniendo que hacer un abrupto cierre.

Como asiduo asistente a las reuniones de Toastmasters, no pude evitar analizar las diferentes intervenciones, ¡de formación profesional! Me alegraba cuando un participante hacía un discurso vibrante, que conectaba con el público, o cuando el discurso era muy claro y concreto; pero sufría cuando oía un discurso plano, sin alma, que no decía nada especial, o cuando veía que el participante no conseguía dejar claro lo que su empresa vendía.

Hay que tener en cuenta que este encuentro Networking es un tema profesional, donde los empresarios “venden” su empresa o sus servicios; no es una sesión Toastmasters, donde se va a practicar y a aprender; aquí había que ir con la lección aprendida.  Se reafirmó en mi la idea de lo importante que es hablar bien en público.

En cuanto a mi presentación de Toastmasters Málaga, estoy medio satisfecho. Me gustó cómo llamé la atención del auditorio, lo noté en su interés. El desarrollo iba bien, pero como si de un principiante se tratara, llegué al final del tiempo sin haber terminado mi discurso. ¡Qué horror! Allí no había tarjetas verde, amarilla y roja que me fueran avisando; me quedé perplejo cuando la organizadora me avisó de que el tiempo había cumplido y tenía que retirarme. Como penitencia me impongo el ser controlador del tiempo en nuestra próxima sesión Toastmasters.

En el café posterior a la conferencia, pude comprobar el interés que había despertado el tema de hablar en público; varios asistentes me comentaron sus problemas de hablar en público y sus deseos de mejorar esa fundamental faceta; espero verlos pronto en una de nuestras reuniones.

Agustín Olías (Miembro del Club Toastmasters Málaga)