CON LA ORATORIA SE CRECE COMO PERSONA

Artículo que la empresa Gas Natural Fenosa, distribuye entre sus casi 20.000 empleados repartidos en más de 25 países y traducido a 7 idiomas, y en la que recientemente entrevistaron a nuestro socio Jorge Carrasco en relación a su actividad en Toastmasters. Difundimos el nombre de nuestro club por todo el mundo”.

La viJorge Carrascoda es demasiado bella para no tener varias aficiones’’.  Jorge aprovecha al máximo su tiempo libre y, además de viajar al extranjero cuando puede, participa en las reuniones de la asociación internacional Toastmasters (www.toastmasters.org), dedicada a mejorar  la oratoria mediante la práctica. El hobby enriquece su vida y su trabajo (acaba de cumplir diez años en la empresa), ya que la comunicación y la motivación son dos factores fundamentales en ambos: “Las reuniones son gimnasios de la oratoria, en los que se mejora la capacidad de hablar en público, se crece como persona y se desarrolla la capacidad de liderazgo”.

Todo empezó en una reunión en Barcelona, donde quedó fascinado: “Desde septiembre de 2013, hoy miembro de dos clubes Toastmasters, en Málaga y Marbella, este último de habla cien por cien inglesa. Asisto a las reuniones semanales de ambos; cada una tiene una agenda planificada al minuto”, explica. “Además de los discursos preparados, hay muchas intervenciones interesantes, como el contador de muletillas, tipo ‘eh…’, ‘bueno…’, que deterioran nuestro mensaje. También hacemos discursos improvisados sobre un tema recién planteado, todo un desafío”. Destaca la interactividad de estas reuniones, en las que se reciben las opiniones de los demás sobre su discurso y, lo más importante, resalta qué aspectos son mejorables (estructura, lenguaje no verbal, contacto visual…). Todo cuenta, todo aporta, en una actividad en la que, como comenta Jorge, “no hay profesores, todos aprendemos de todos. Un recién llegado puede evaluar a quien lleva diez años, y siempre podrá indicarle algún punto de mejora”.

 Ha comprobado cómo esta afición le aporta todo tipo de gratificaciones, como un segundo premio en la Conferencia Nacional de la asociación: “He ido a las competiciones para forzarme a dar lo mejor de mí mismo. Prefiero perder estando contento de cómo lo hice, que ganar sin estar convencido. Mi segundo premio en la Conferencia Nacional fue en el concurso de Evaluaciones, en el que hay que transmitirle al orador qué aspectos te han gustado de su discurso, y sobre todo cuáles puede mejorar, siendo específico y, al mismo tiempo, amable”. “Quiero seguir yendo a competiciones”, continúa, “y si consigo alguna vez ganar en la Conferencia Nacional, pasar a competir a nivel europeo. En mayo estuve, sin competir, en la Conferencia Europea en Cracovia, con unos 500 asistentes.

“Pienso que el público quiere que le transmitas algo interesante, con convicción. Espero aplicar cada vez más la oratoria en la compañía

Fue un evento formidable”. “Intento pensar que el público quiere que le transmitas algo interesante y que, si lo haces con convicción, lo agradecerán con un aplauso sincero. Algo de miedo escénico siempre hay, y la forma de minimizarlo es practicandoy practicando”. Con estas premisas, consigue progresar frente a un público acostumbrado al discurso, a escuchar y a evaluar. Si tuviese que destacar uno, lo hace con Pienso, luego existo, en el que intentó explicar la visión de Kant por la que, con una argumentación coherente, todos los humanos deberían ser capaces de llegar a las mismas normas éticas: “Quise coger de ejemplo un tema controvertido, y viendo que los temas más polémicos son siempre política, religión y sexo… escogí uno que incumbe a los tres: el aborto. También concursé con este discurso en la Conferencia Nacional, ante unas 130 personas”.

¿Aplica estos conocimientos a su trabajo? Toda esta experiencia favorece a su actividad y, por lo tanto, a nuestra actividad: “A principios de cada año tenemos la presentación de la oferta pública, para animar a los instaladores de gas que aún no colaboran con nosotros a que lo hagan. Llevo haciendo esta presentación en Málaga desde 2011; siempre me encantó realizarla, pero este año fue la primera vez desde que conozco Toastmasters; salió muy bien y me felicitaron muchas personas. Espero aplicar cada vez más la oratoria en la compañía; llevo menos de un año en Toastmasters, soy un novato que pretende seguir mejorando durante años”.

Si quieres descargar el artículo íntegro pulsa el siguiente enlace: Artículo